pedro

Mi primera moto eléctrica

Mi primera e-bike la tuve en Shanghai, y recuerdo que cambió por completo mi forma de moverme y disfrutar de la ciudad. La usaba para todo: ir al trabajo, al partido de fútbol, al bar con los amigos e incluso para ¡hacer la compra! Además disfrutaba con cada trayecto familiarizándome con la ciudad y con un vehículo totalmente respetuoso con el medio ambiente: ni ruido, ni olores y ¡cero emisiones!
 
La disfruté tanto que cuando dejé Shanghai para irme a vivir a Estados Unidos, se la regalé a un amigo. Mucha gente me preguntó que porqué no había preferido venderla, pero era tanto el cariño que le tenía que prefería que siguiera formando parte de la “famila”. Hoy día sigo disfrutando de otro modelo aquí donde vivo ahora, más moderna pero quizás sin tanto encanto como aquella: “mi primera moto eléctrica”.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EV BlanSon participó en Madrid, VEM2017